Desarrollar las habilidades socio-emocionales es factor crucial para poder afrontar la incertidumbre tras la pandemia.

Pero lo que la mayoría de las personas aún no logra comprender es cómo hacerlo, porque una cosa es saber que hay que mantener la serenidad y la mente positiva, otra cosa es hacerlo.

Por esta razón, la emprendedora Mariana Chiavini, proprietaria de la escuela de inteligencia emocional y mindfulness, DeROSE Method Eixample, en Barcelona, ofrece gratuitamente, desde el principio del estado de alarma, clases y actividades gratuitas que enseñan herramientas para lograr mantenerse bien durante este momento histórico y tan difícil que estamos viviendo.

“Los tiempos actuales son un desafío, y a su vez, son una excelente oportunidad para hacer autoanálisis y trabajar en el fortalecimiento de uno mismo para crecer como persona y como profesional. Es el momento de reinventarse y los que así lo hagan saldrán muy fortalecidos de esta crisis”.

Eso es lo que transmite a sus alumnos, Mariana Chiavini, que siempre le afirman que el trabajo de la escuela les está siendo fundamental para enfrentar este momento.

Además de ofrecer actividades y clases gratuitas, la escuela abrió un canal abierto 24 horas, SOS DeROSE online, con profesores de todo el mundo, disponibles para una charla alegre, con quien esté sintiéndose solo durante la cuarentena.

Las habilidades blandas (conocidas como soft skills) se cultivan a través del trato con personas que en estos tiempos están muy limitadas, pero que a la vez te obligan a replantear cómo interactúas, cómo te sientes con otros y cómo es nuestra relación con nosotros mismos.

La resolución de problemas, la empatía, la creatividad, son algunas de estas habilidades blandas que puedes adquirir y/o potenciar con herramientas sencillas que se aplican en el día a día. Se estima que, quienes las dominan son 80% más productivos frente a los que no.

Por ello, el tiempo en cuarentena es propicio para empezar a trabajar habilidades como la adaptabilidad y la resiliencia, sobre todo si la persona es autónoma, trabaja liderando equipos, brindando atención al cliente, o está buscando emprender.

“En estos días que estamos viviendo donde todas las certezas que teníamos de base en nuestra sociedad se convierten en interrogantes y nos hemos visto obligados a no poder salir a la calle, ha sido fundamental para mí practicar diariamente con el DeROSE Method. No solo he podido mantenerme en forma y mejorar a nivel físico sino también a nivel emocional. La salud física está reconocida como necesaria pero no tanto la emocional y mental. Practicando diariamente se desarrollan herramientas fundamentales para mantener una estabilidad mental que posiblemente no hubiese tenido sin esta rutina.”

Así lo menciona Marc Torralba, director de comunicación de Suara Fondation, alumno de la escuela desde 2019 y que desde que empezó la cuarentena dedica mucho más tiempo a las enseñanzas de la escuela.

Para unirse a la semana gratuita de prácticas del DeROSE Method, solo debe completar el formulario en la web www.deroseeixample.org y será contactado para comenzar sus sesiones.

Creemos que es de vital importancia difundir esta información para que las personas tengan una mejor transición ante el desconfinamiento, viendo que muchos de ellos aún se mantienen en casa ante la incertidumbre de un futuro incierto.

Sobre DeROSE Method

DeROSE es una metodología fundada por el profesor y escritor DeRose en 1960 y que hoy está presente en más de 15 países.

El objetivo de su enseñanza es transmitir herramientas que permiten al individuo vivir más consciente e impactar positivamente su entorno.

El programa completo ofrece técnicas y conceptos para aumentar la vitalidad, administrar el stress y promover capacidad de enfoque, aumentar de la productividad y alto rendimiento en la vida.

Mindfulness, cambio de modelos mentales, inteligencia emocional son algunos de los conceptos utilizados, que estimulan el desarrollo de las soft skills, las habilidades socio-emocionales.

Esto permite al practicante maximizar su potencial y explorarlo en su totalidad, contribuyendo para hacerlo un vencedor. Con este cambio comportamental, el practicante impacta positivamente a las personas a su alrededor promoviendo, en larga escala, una mejora en la sociedad.

En España, se pueden encontrar escuelas en Barcelona y en Madrid. Todas ellas actúan de forma online, con actividades, charlas y clases en streaming.